Menú

Terapias

Las Terapias Ecuestres son tratamientos que recurren a actividades con caballos con el propósito de contribuir positivamente al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacional de las personas que sufren algún tipo de discapacidad o necesidad especial.

Nuestro principal objetivo es mejorar la calidad de vida de los usuarios y sus familiares. REHABILITAR, MANTENER Y MEJORAR funciones motrices y cognitivas indispensables para el funcionamiento de la vida diaria.

 

¿QUÉ SON LAS TERAPIAS ECUESTRES?

Las terapias ecuestres usan las actividades orientadas con caballos con el propósito de contribuir positivamente al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacional de las personas que sufren algún tipo de discapacidad o necesidad especial. Se concibe al caballo como herramienta de trabajo y como elemento integrador, rehabilitador y reeducador.

Según la “Fundación para el desarrollo de las Terapias Ecuestres” dichas terapias estarían integradas por diferentes disciplinas:

HIPOTERAPIA: La hipoterapia es la especialidad que se basa en principios neurofisiológicos que consisten en aprovechar el movimiento del paso del caballo para conseguir objetivos terapéuticos en el paciente. El paso es un aire a cuatro tiempos, esto quiere decir que el caballo desplaza cada extremidad de una a una produciendo cuatro apoyos siempre en el mismo orden y ritmo. Este movimiento trasmite al paciente, a través del dorso del caballo, una serie de movimientos de vaivén (en sentido anterior-posterior, elevación-descenso, laterales y rotaciones) que son muy similares a los que realiza el cuerpo humano al caminar. Delante de estos estímulos el paciente se ve obligado a reaccionar de forma activa, pero no ejerce ningún tipo de acción sobre el caballo, que es conducido por el auxiliar.

EQUITACIÓN PSICOPEDAGÓGICA: Busca contribuir positivamente al desarrollo cognitivo, emocional, social y ocupacional de las personas que sufren algún tipo de discapacidad o necesidad especial por medio del contacto, cuidado, manejo y monta del caballo.

TERAPIAS OCUPACIONALES ECUESTRES: Utilización terapéutica de las actividades orientadas con caballos en las tareas de autocuidado, trabajo y lúdicas, para incrementar la función independiente, mejorar el desarrollo y prevenir la discapacidad. Incluye adaptación de las tareas o del ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida.

 

LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS SE CLASIFICAN EN LAS SIGUIENTES ÁREAS DE TRABAJO:

ÁREA PSICOLÓGICA/COGNITIVA:

– Mejora de la capacidad de atención

– Mejora de la concentración

– Mejora de la memoria

– Mejora de la percepción

– Mejora de la capacidad de aprendizaje

– Mejora autocontrol de emociones

– Mejora de la autoestima y de la autoconfianza

– Mejora capacidad lúdica

ÁREA PSICOMOTORA Y MOTORA:

– Regulación del tono muscular

– Fomento de la coordinación psicomotriz gruesa y fina

– Mejora del equilibrio

– Mejora del ritmo

– Mejora Orientación viso-espacial

– Mejora de la coordinación

– Mejora de la lateralidad

– Mejora del esquema e imagen corporal

– Corrección postural

– Reeduca la de ambulación

– Aumento de la flexibilidad, agilidad y fuerza motora

ÁREA SOCIALIZACIÓN:

– Se establecen relaciones con personas que no pertenecen a su entorno

habitual.

– Se fomenta el trabajo en equipo y la colaboración.

– Se establece contacto directo con los animales y se fomentan relaciones de respeto, responsabilidad, constancia y amor por los mismos.

ÁREA COMUNICACIÓN Y LENGUAJE:

– Mejora de la comunicación verbal y gestual

– Aumento y mejora de vocabulario

– Aumento y mejora de las composiciones gramaticales

ÁREA PEDAGÓGICA:

– Aumento del número de experiencias y conocimientos

– Mejora de distintos aspectos escolares (números, colores, formas…),

trabajados siempre en relación con el caballo y su entorno.

ÁREA SENSORIAL:

– Mejora del sistema propioceptivo.

– Oído

– Tacto

– Vista

– Olfato

– Gusto

– Fomento y mejora de la experiencia y reconocimiento sensorial.